Cristo es la respuesta

Noticias

"Y tomó Ezequías las cartas de mano de los embajadores; y después que las hubo leído, subió a la casa de Jehová, y las extendió Ezequías delante de Jehová." 2 Reyes 19: 14.

Estamos viviendo tiempos en los que la ansiedad ha logrado tomar un lugar prominente en la vida de muchas personas, algunos ya han sido diagnosticados, pero existe un número muy elevado de personas que no da importancia a tal fenómeno en su vida. Son personas que pasan sus días con mucho temor, llenando su mente de información dañina que les hace pensar y mencionar cada suceso trágico que puede llegar a ocurrirles, se desvelan y muchos recurren a la automedicación para sobrellevar el problema.

El texto citado hoy menciona al rey Ezequías este había recibido cartas de amenaza del imperio asirio que ya había devastado y conquistado gran parte de las naciones vecinas, con todo un desagradable panorama que ponía de manifiesto su desventaja militar, este rey decide acudir a Dios en oración; lo que un rey comúnmente haría sería buscar una salida diplomática, o en su defecto preparar su ejército y sus mejores armas con una estrategia que sorprendiera al enemigo, pero no fue así Ezequías acudió al señor con las cartas y las puso delante del Señor.

Al igual que Ezequías nosotros seremos librados de la ansiedad y la depresión si decididamente acudimos al Señor para poner en sus manos nuestras cargas, cuando nos entregamos en la mano del Señor y ponemos nuestro futuro en sus manos, entendiendo que solo sucederá lo que Dios quiere que suceda, tendremos paz, esa que sobrepasa el entendimiento humano, como lo dice filipenses 4:6 y 7.

Dale lugar a la palabra de Dios en tu vida, despójate de la información que viene para destruir tu fe, la mayor parte de información en redes sociales es falsa y es además una trampa que roba la paz. Querido amigo, mientras más tiempo pases en la sagrada palabra, mas hablaras de ella, tendrás una forma de ver la vida y las situaciones de forma diferente, como alguien que está en una posición más elevada, podrás ver satisfecha tu necesidad espiritual y a partir de eso todas las demás áreas de tu vida serán impactadas por la bendición del señor que fluye de su santa palabra.

Hoy tienes muchos recursos para llenar tu mente y tu corazón de las hermosas promesas de Dios que están reveladas en la sagrada escritura, la biblia es el salvavidas para este tiempo de incertidumbre.

Salmos 30: 5 "Porque un momento será su ira, Pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, Y a la mañana vendrá la alegría."

Tal vez tengas sobre tu vida lindas promesas de Dios, pero justamente ahora no ves aquello que el Señor te prometió, tienes delante un problema o muchos problemas y parece que estas en medio de un terrible desierto donde el panorama no se ve para nada alentador; déjame decirte que no te sucede nada que no haya pasado antes con los grandes personajes de la historia bíblica.

Dios no podrá usar un instrumento para su honra si primero no es pulido.

Ejemplo de esto fue Moisés; era tan impulsivo que mató a un egipcio que maltrataba a un hebreo, el periodo de enseñanza duro 40 años en medio de desiertos, de lo que resultó un hombre procesado por la mano bendita de Dios que lo convirtió en el caudillo libertador de Israel, el hombre más manso sobre la faz de la tierra y llegó a ser el mayor profeta del antiguo testamento.

Elías era el profeta de fuego, ejércitos enteros temían a este hombre, su palabra era potente en el Señor, pero Dios lo llevo al desierto y allí le dio sostenimiento, le envió cuervos que le llevaran domicilios de comida, allí lo libro de las amenazas de muerte que le provocaron una depresión profunda.

David recibió la unción para ser rey de Israel, tenía su corazón a la altura del corazón de Dios, pero antes de ser rey, paso años perseguido por el rey Saúl, el proceder de Dios con David pudo llevarlo a pensar que Dios no cumpliría lo que había prometido, sin embargo en medio de los desiertos, el Señor le concedió las mejores composiciones de salmos, porque en los desiertos fue mucho más sensible a la presencia del Dios al cual adoraba.

Mi querido amigo lector los personajes antes mencionados, pasaron por desiertos y fue necesario que cada uno de ellos pasara por el desierto que les permitió vivir un proceso que los preparó para que en ellos se cumpliera el propósito de Dios.

Hoy debes entender que Dios permite tu desierto, porque quiere prepararte para que su propósito divino se cumpla en tu vida, no te resistas, no te desanimes, no murmures, deja que tu vida sea moldeada; si te endureces en tu corazón y rechazas el proceso, entonces sufrirás, porque sin duda mientras más duro sea el material a moldear más duro debe ser el proceso al que debe ser sometido.

Viernes, 19 Junio 2020 17:03

Nada es coincidencia

Escrito por

Al comparar lo que está pasando en nuestros países con los que sucede en Países como China encontramos una tremenda coincidencia.

En China está prohibida la escuelita dominical para los niños, es prohibido enseñar a los niños lo que dice la biblia y muchos padres por miedo a que sus niños les descubran optan por no compartir con sus hijos la verdad de la biblia.

La iglesia en nuestros países latinoamericanos está siendo empujada a lo mismo; el enemigo nos quiere quitar la oportunidad de enseñar a nuestros pequeños la palabra de Dios, quiere nuestro adversario que nos acostumbremos o nos familiaricemos con el hecho de que nuestros niños no reciban la palabra de Dios, algo así como hicieron con prácticas y formas de vida que son abominables a Dios, practicas pecaminosas que fueron promoviendo en los medios poco a poco, al punto en que los ciudadanos se acostumbraron a dichas prácticas moral y espiritualmente condenables.

Coincide todo esto con el nuevo pacto mundial para la educación promovido hace unos días por el jerarca Romano que propuso que los niños, la nueva generación sea formada en un NUEVO HUMANISMO, ese que declara que todas las religiones tienen algo de Dios y que se pueden juntar todas.

Amigos y hermanos, son los promotores de este tipo de filosofías los que quieren marcar la senda de la sociedad actual, dentro de la cual se halla la iglesia verdadera de Cristo.

Estaremos dispuestos a criar niños, sin Dios y sin esperanza?

Puesto que aún no arrecia contra nosotros la persecución, al punto en que seamos presos o muertos por causa de nuestra fe; es nuestro deber utilizar estas plataformas ahora que se le permite al pueblo de Dios compartir el santo mensaje de la palabra.

Tal vez suene trágico, pero estos medios que ahora usamos para promover la palabra de Dios, vendrán a ser usados para perseguir a la iglesia de Cristo, me refiero a la verdadera iglesia, pues creo que vendrá el tiempo en que se haga una diferencia, entre el que sirve a Dios de verdad y el que no le sirve, ese que está solo viviendo de apariencias.

No esperamos la gran tribulación, pero los tiempos de persecución se avecinan, oremos y actuemos, no para discutir, si no para anunciar a tiempo y fuera de tiempo las virtudes de aquel que nos llamó de tinieblas a su luz admirable.

¿Usted que opina?

"Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones." Salmos46:1

En este tiempo, estamos enfrentando situaciones atípicas, que han hecho que salgamos de nuestra rutina para adaptarnos a nuevas realidades que nos hacen sentir de forma latente nuestra fragilidad.

Quizás la crisis ha llegado a tu vida en forma de problemas en el ámbito laboral, económico, familiar, matrimonial, tu situación emocional no es la mejor y parece que tu mundo se desmorona, porque has perdido lo que tenías por valioso, piensas que de esta situación no podrás salir, ves que el camino se hace escabroso; hoy escribo para decirte que hay un lugar donde puedes refugiarte en este tiempo de incertidumbre.

Es un lugar al que puedes ir con la seguridad de que no te van a despreciar, allí serás bien recibido, para ti habrá consuelo y fortaleza, te hablo de los brazos de Dios, quizás hasta ahora te has refugiado en tu familia, en tus amigos o hermanos de la iglesia, pero te has decepcionado porque nadie te ha podido ayudar en realidad.

Si los pensamientos te abruman y el miedo a perecer te atormenta, estas desanimado y ya no tienes fuerzas para seguir; te recomiendo correr a los brazos de tu padre, tal vez lo habías dejado de lado, estabas muy ocupado para atender a su consejo y lejos de su presencia te sentías culpable por no ser fiel; corre no te detengas, corre y que nada te impida regresar a los brazos del padre que te ama, él te hará entender que en medio de todas tus tribulaciones él te acompañara, para darte fuerza y sabiduría para salir adelante.

Háblale hoy al señor y dile

Señor perdóname por ignórate, he descubierto que no puedo enfrentarme la crisis sin tu ayuda, necesito sentir tu amor y tu misericordia en mi ser, gracias Señor por recibirme en tus brazos para ampararme, tu eres mi padre y yo soy tu hijo, gracias Señor por tu amor, en el nombre de Jesús.

Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve”. Malaquías 3:17

Somos el tesoro de Dios, un tesoro que es menospreciado en el mundo, a veces lejos de estar alegres, estamos abatidos con tantas circunstancias que se nos presentan, los pensamientos vienen a nosotros como una ráfaga disparada por el enemigo, con el fin llevarnos a la amargura.

Tal vez clamas y Dios parece que no escucha, parece que te ha olvidado, no tiene interés en tu situación, todo esto hace que tus emociones sean como una avalancha que quiere sepultar tu fe, quizás quieras rendirte, piensas en volver atrás, dirás que no vale la pena seguir sumergido en tanta tribulación; si esta es tu situación y lo escrito aquí se parece mucho a los pensamientos que te llevan a pensar que no mereces la gracia de Dios, tal vez sea cierto que las cosas que hoy te desagradan son consecuencia de tus decisiones, pero déjame decirte que el Señor quiere rescatar tu alma de cualquier ataque del desánimo, es por eso que ha permitido que este leyendo estas líneas que me ha inspirado para ti, ahora con disposición en tu corazón puedes recibir esta palabra de bendición para tu vida, querías que Dios hablara contigo y él está dispuesto a hacerlo a través de este escrito.

Dios te dice: yo nunca te he abandonado, nunca te dejare, eres mi especial tesoro, te cuido como la niña de mis ojos, porque te amo envié a mi hijo a morir en el flagelo de la cruz; yo siempre te amare y no estoy dispuesto a dejar que perezcas, yo tengo un plan marcado para ti, no tienes que decir nada, no te justifiques, solo espero que hagas una sola cosa. Confía en mí.

Amigo lector ríndete delante del Señor, que tu voluntad hoy esté sujeta a la voluntad de Dios, demuéstrale que confías en su palabra, dale las gracias porque te ha hecho su tesoro precioso.

Ora y dile

Señor gracias por perdonarme, si he fallado perdóname, ayúdame a verme como lo que realmente soy para ti, dame la fuerza para vencer los ataques del enemigo, yo creo que tienes para mí un propósito de bendición, te doy gracias por tu palabra en el nombre de Jesús.

Josué 1:9 RVR1960
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. Santiago 1:2-4

Cuando leo esta expresión que por cierto es extraña recuerdo lo que dice la palabra acerca de la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento; sin lugar a dudas la palabra santa, nos muestra como la obra de Dios en nosotros hará que se manifiesten en nuestra vida ciertas actitudes y comportamientos que parecieran contrarios a lo que normalmente sucede en la vida de cualquier persona.

Esta palabra no dice que el cristiano tenga que estar feliz por la situación difícil que pueda estar pasando, pero sí que se regocije en el Señor, porque él siempre está dispuesto a dar ayuda, además en los momentos de prueba y dolor nosotros como cristianos podemos distinguir como el Señor se mueve en nuestro favor, ósea que a cada situación de prueba le acompaña una bendición. Es cierto que a veces en medio de la turbulencia que ocasiona la prueba, no podemos ver la bendición que le acompaña, pero estarás de acuerdo conmigo en que al pasar dicha situación recordamos lo sucedido y contemplamos con alegría al Señor ayudándonos.

Si estás pasando por una prueba debes recordar que el señor te ama y en esta situación que enfrentas, Dios quiere quitar de tu vida aquello que no es edificante, eso que te impide servir a Dios con libertad y te quiere entregar bendición; recuerda que las pruebas te hacen más paciente y el Señor declaro que la paciencia es muy importante para nuestro andar cristiano, "Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almasLucas 21:19.

Te aconsejo

  • No busques un culpable por tu sufrimiento, ten en cuenta que la prueba hace parte de nuestra caminata cristiana.
  • Sin importar el origen de tu dificultad pide a Dios en oración que te ayude a entender el propósito por el cual ha llegado la prueba a tu vida.
  • Responde de forma positiva al Señor que desea verte en entrega total a Dios que te fortalece.

Ora conmigo

Señor hoy entiendo que tu no me has abandonado, ayúdame a dar valor a todo lo que estás haciendo por mí, enséñame a perseverar en tu camino, que de mí se desprenda lo que no edifica y que yo pueda ser el Cristiano que tú quieres que yo sea, te doy gracias por mis pruebas y por sus beneficios, quiero ser paciente y te pido que me ayudes a lograrlo en el nombre de Jesús.

INTRODUCTION:

It is an undeniable truth that the woman occupies a foremost place in the mind of God and in the development of the home and the church. Since her creation she was recognized as the suitable helper. In other words, someone able to help, serve, complement and work hand in hand beside her husband for the benefit and blessing of her family. The Holy Scriptures devoted a full chapter to describe what is considered to be the goal of every woman: to become a virtuous woman.

Chapter 31 of the book of Proverbs is particularly interesting for the woman to whom has to live during this pandemic of the 21st century. In the midst of this crisis situation, illness, quarantine, unemployment and all the consequences that this pandemic of COVID-19 is causing around the world, women need, more than ever, to be that woman in which "the heart of her husband doth safely trust in her" and that "Her children arise up and call her blessed".

It is a crisis situation that is forcing us to let the best of our abilities and creativity as women out in order to help our family to cope with this time of difficulty. It is our desire that this little reflection be of help and serve as a guide in which to get ideas to live this time without fear, in a positive way, with our eyes and faith always placed in the Lord Jesus Christ who is our helper.

SITUATIONS CREATED BY THE PANDEMIC OF COVID-19

The emergence of this disease, which quickly became a global pandemic, and turned our normality of life into a real challenge, has been particularly difficult for women for several reasons:

1. It disrupted the family routine

The quarantine or "lockdown" that has been imposed in almost all countries, in various levels of severity, has forced us to deal with the continuing presence of the spouse and children in the home. This, which on the one hand could be seen as a blessing as giving the family more time to be united, in turn creates other problems. Having the entire family together for a few days is a blessing which gives us time to share, strengthen relationships and enjoy each other. But let's be honest, when that period goes beyond a few days, (here in Puerto Rico today, April 27, we have been in quarantine for 42 days in which only one family member can go out to buy food or medicine), boredom, concerns over the economic situation, frustrations of projects not achieved, etc., begin gauging the tensions, and all of this has consequences.

In the case of the spouses, this situation has a very strong emotional component, by feeling his routine of life altered, by failing to fulfill his role as a the provider, the concern for having lost his job or be prevented from working for so long. He was accustomed to be out of the house from 8 to 10 hours or more and is now locked up with nothing to do. This creates tensions that, unfortunately, in many cases has resulted in domestic violence situations in some homes. 

The routine for the children has also been disrupted. Schools closed and, in many countries, I was changed to learning online. The weight of this education in the home rests, in most cases, upon the women, who is a mother, but not a teacher. This woman was accustomed to the husband going out to work and the children going to school, and that left her time to deal with the household tasks or her own job, if she worked outside the home. Now she continues with her responsibilities, but now the weight to meet the education of their children at home is added to them. In some cases, without having adequate resources, as there are households that still do not have access to a computer or internet services. She has to take the time to help them with their homework, taking into account that, probably, the children by feeling out of the school routine, are not encouraged to sit down to study at home with mom as a teacher. We must also include in this analysis the influence of this time upon the children. They have also seen their routine disrupted by not being able to attend their centers of study and having to be locked up at home all day. This affects the mood, creates anxiety and sprout bad behaviors, mischievous character and an atmosphere of discomfort in the home.


2. Has affected the household finances 

One of the most difficult consequences of this quarantine has been the loss of jobs and, therefore, the loss of income in the home. Although, in some countries, governments have moved to provide some aid and economic assistance, we know that this will not be in the long term and that, sooner or later, the family funds will begin to be exhausted. This will require of the women, of all their skills to manage food resources of the home. Above all, bearing in mind that since everyone is limited to be in the home continuously, visits to the fridge and kitchen will become more frequent. Eating becomes a part of the entertainment when you are bored at home. Perhaps the children were eating two or three school meals (breakfast, lunch and afternoon snack). The woman has to learn to work with the few resources she has to feed her family.

3. It has imposed new burdens in habits of hygiene, disinfection and social distancing. 

The fight against the pandemic requires us to keep our social distancing, with all that implies emotionally. We are locked at home with our immediate family but unable to go to visit other loved ones and friends and of our time of entertainment outside the home. In addition to that, we have to keep standards of hygiene, the use of the mask or respirator, gloves, frequent hand-washing with soap and water, disinfection of products every time we go out on the street and buy food, etc. It is very probable that all these practices and measures of protection, hygiene and social distancing fall upon the woman to make sure the family practice.

4. It has disrupted the practice of the spiritual life of the family

All the temples are closed so that not only can we not routinely attend the house of God as we used to do, but neither can we exercise our various ministries as we used to do. We can no longer go out to evangelize the streets or visiting the sick in hospitals or attend women meetings or circles of prayer, nor give Sunday Bible schools to children in the neighborhoods or in the church. We must recognize that women are the majority of the membership of the church and, in many cases, they are the church’s moving force, helping in many activities.

But if there is something that this pandemic has taught us is that the Church is not the four walls of the temple, but each and every one of the lives that congregated there. Therefore, we now have to convert our homes into that place of worship and spiritual edification. Something that is not so simple when you do not have the collaboration of all household members, especially of the husband, who is who should carry the spiritual priesthood of the household. When this does not happen, it is up to the woman to stand up, just like Deborah in Israel, and assume the spiritual direction of home.

SUGGESTIONS FOR A CREATIVE WOMAN IN TIMES OF CRISIS

We can conclude that this quarantine period and its consequences have produced quite a difficult situation for women, but if there is an area in which women stand out in, it is to be creative and proactive in times of crisis. In the Bible we have women as Zipporah (Exodus 4:20-26), Abigail (1 Samuel 25:1-42) and Deborah (Judges 4 and 5) that are example of this. Zipporah, in a time of crisis in which her husband almost loses his life, took a flint in her hand, and circumcised her son (something that was the responsibility of Moses but which he had neglected), and thus saved her husband’s life and incorporated her son into the covenant with God. Abigail, in another moment of crisis, where the foolishness of her husband Nabal earned him the wrath of the king who was coming ready to kill him, but she went out to meet them and with wisdom and sagacity, and managed to calm the wrath of the king and save her husband’s life and his entire family. Deborah, in another moment of crisis of the people of Israel, the Scripture says that seeing how the enemies of the people of Israel were rising and harassing the people, and how the cities of Israel were decayed and desolate; she “arose as a mother in Israel”, and moved the people and Barak, leader of the army of Israel, into battle and obtained a great victory.

The Bible says that "Every wise woman buildeth her house; but the foolish plucketh it down with her own hands." (Proverbs 14:1). We have to stand up and, with the grace and
wisdom of God, develop ideas and plans to take our families forward in the midst of this crisis. We must use our abilities, skills and talents to reinvent ourselves and be virtuous
women who attend well her home, her husband and her children, without leaving aside our personal needs and our relationship with God.

The following are a number of suggestions that might be useful:

  1. First of all, it is very important that you stay well informed and up-to-date with regard to the pandemic, the situation in your country and what measures the government is taking in this regard, as well as of any aid that is giving its citizens to mitigate the situation. But make sure you are looking for your information in reliable means. Not everything that appears on the internet and on social networks is true.
  2. In the economic part, learn how to deal with the resources you have. Be frugal, and teach your family to be also. Use the wisdom of God, ask if you need it, to know how to offer a balanced and economical diet, that will satisfy your family. 
  3. You must prepare a budget for the home and try to stick to it as best as possible. You need to identify sources of income, how much income we hope to have, see what are the recurring expenses that are inevitable to pay, and decide what expenditures are not required and can be omitted at the moment. 
  4. A suggestion, if you have any land available, practice making a home garden. This pandemic is not going to disappear tomorrow or next month. We must accept that we will be long months under its effects. In Puerto Rico there is talk that we will be under social distancing measures for approximately 18 to 24 months. Therefore, planting some foods that will help us to reduce the costs of feeding is not a bad idea.
  5. Share recipes with other sisters in Christ. Between us we can help each other to maximize our resources and feed our families well. In some countries, I have seen sisters kneading bread for their families, something they had never done. It is about to be proactive and reinvent ourselves.
  6. In agreement with your husband, create a new routine for your home, plan your day, so that there is order and structure. This is very necessary for you and your children for a healthy coexistence. You must plan time to study, feeding, recreation, and spiritual communion. Household chores and responsibilities must be shared so that the entire burden does not fall on you, and everyone can be occupied.
  7. Plan activities for the family as, for example, exercise sessions, board games, reading time. Also make time to be alone with your husband, even it is just going out to the backyard or balcony, so that you both can calmly share each other and relieve the stress of the situation. 
  8. Take the opportunity to complete all those projects in the house that are overdue for lack of time, giving your husband and your children something to occupy their time in. Perhaps you have desired to paint the house for a while, or fix a door, or build a table, in the end, look around and think of all the times you have said: I would like to do such and such a thing, but I do not have time. Because, you know what? Now you have the time that you both wanted. 
  9. It is very important not to neglect your spiritual life in the midst of this situation. Be sure to take time out for your private devotional life, your private time with God. To be a blessing to others you must first be in the presence of the Lord and be ministered to by Him. That way you will receive the anointing to be able to affect the lives others.
  10.  Make time for the family altar, where all the family can gather together to pray, worship the Lord with spiritual songs and reflect on the Word of God. If your church is holding service using electronic means, either Zoom or any of the social networks, dress and prepare your family to be present and receive the Word of God. I, in my home, have insisted that we dress as if we were to go to the temple because I want them to feel that they are in the house of God and participate in the worship with due reverence.
  11. Think about how you can be a blessing to others who are in the same situation. Ask God for guidance and that He show you who you can minister to through a phone call or a small video using WhatsApp or any other similar application. Surely God will show you people who are in sorrow, loneliness or discouragement and to whom you can inspire and encourage with the Word of God. Testify about Christ in season and out of season.
  12. If you were a teacher of children in the church, maintain your contact with them, and call them from time to time, and maybe you can also organize a Bible class with them using any of the video and social media applications.Use your talents to be a blessing to others, such as Dorcas. The Bible tells us that she knew to sew and made beautiful robes to share with her sisters, it does not
  13. say that she was a preacher, a singer or a teacher, but she blessed others with her talent.

In the end, a Christian woman who puts her life in God's hands can be a channel of blessing and become that virtuous woman mentioned at the beginning. May God fill you
with grace, wisdom, love and patience and give you the ability, inventiveness, creativity and strategies for coping with this time of crisis. 

" Wherefore take up the whole armor of God, that ye may be able to withstand in the evil day, and, having done all, to stand." (Ephesians 6:13)

INTRODUCCIÓN:

Es una verdad innegable que la mujer ocupa un lugar principal en la mente de Dios y en el desarrollo del hogar y de la iglesia. Desde su creación ella fue reconocida como la ayuda idónea. Es decir, alguien capaz de ayudar, servir, complementar y trabajar mano a mano al lado de su esposo para el beneficio y bendición de su familia. Las Sagradas Escrituras dedican un capítulo completo a describir lo u se considera como la meta a alcanzar de cada mujer: llegar a ser una mujer virtuosa.

El capítulo 31 del libro de los Proverbio se hace particularmente interesante para la mujer a la que le ha tocado vivir durante esta pandemia del siglo XXI. En medio de esta situación de crisis, enfermedad, cuarentena, desempleo y todas las consecuencias que esta pandemia del COVID-19 está provocando alrededor del mundo lasurada”.

Es una situación de crisis que nos está obligando a sacar todo lo mejor de nuestras habilidades y creatividad como mujeres para ayudar a nuestra familia a sobrellevar este tiempo de dificultad. Es nuestro deseo que esta pequeña reflexión les sirva de ayuda y como una guía donde obtener ideas para vivir este tiempo sin temor, de manera positiva, con nuestra mirada y fe siempre puesta en el Señor Jesucristo quien es nuestro ayudador.

SITUACIÓN CREADA POR LA PANDEMIA DE COVID-19

La aparición de esta enfermedad, que rápidamente se convirtió en una pandemia de nivel mundial, y convirtió en un verdadero desafío nuestra normalidad de vida, ha sido especialmente difícil para las mujeres por varias razones:

1. Trastocó la rutina familiar

La cuarentena o “lockdown” que se ha impuesto en casi todos los países, como diversos niveles de severidad, nos ha obligado a lidiar con la presencia continua en el hogar del esposo y los hijos. Esto, que por una parte podría verse como una bendición al darle a la familia más tiempo para estar unida, crea a su vez otros problemas. Tener unos pocos días a toda la familia junta es una bendición que nos da tiempo para compartir, afianzar relaciones y disfrutarnos los unos a los otros. Pero vamos a ser sinceras, cuando ese tiempo pasa de unos días (en Puerto Rico hoy, 27 de abril, llevamos 42 días de cuarentena donde solo puede salir un miembro de la familia a comprar alimentos o medicinas), comienzan a aforar las tensiones, el aburrimiento, las preocupaciones por la situación económica, las frustraciones por los proyectos no logrados, etc., y todo esto tiene consecuencias.

En el caso de los esposos, esta situación tiene un componente emocional muy fuerte, al sentir su rutina de vida alterada, que no logra cumplir su función de proveedor, la preocupación por haber perdido su empleo o estar impedido de trabajar por tanto tiempo. Estaba costumbrado a estar fuera de la casa por 8 a 10 horas o más y ahora se ve encerrado sin nada que hacer. Esto crea tensiones que, lamentablemente, en muchos casos esta desencadenado situaciones de violencia doméstica en algunos hogares.

La rutina para los hijos también se vio trastornada. Las escuelas cerraron y en muchos países cambiaron por enseñanza a distancia o por internet. El peso de esta educación en el hogar recae, en la mayoría de los casos, sobre la mujer, que es madre, pero no maestra. Esta mujer estaba acostumbrada a que el esposo salía a trabajar y los hijos se iban a la escuela, y eso le dejaba el espacio para ocuparse de las tareas del hogar o de su propio trabajo, si es que trabajaba fuera del hogar. Ahora continua con sus responsabilidades, pero a ellas se le suma atender la educación de sus hijos en el hogar. En algunos casos, sin tener los recursos adecuados, pues hay hogares que aún no tienen acceso a una computadora ni a servicios de internet. Tiene que sacar el tiempo para ayudarlos con sus tareas escolares teniendo en cuenta que, probablemente, los hijos al 8 sentirse fuera de la rutina escolar no estén muy animados a sentarse a estudiar en su casa con mama como maestra. También hay que incluir en este análisis la influencia de este tiempo en los niños. Ellos han visto también su rutina alterada al no poder asistir a sus centros de estudio y tener que estar encerrados en casa todo el día. Eso afecta los ánimos, crea ansiedad y brotan los malos comportamientos, el mal carácter y un ambiente de molestia en el hogar.

2. Afectó las finanzas del hogar

Una de las más difíciles consecuencias de esta cuarentena ha sido la pérdida de empleos y, por lo tanto, la pérdida de ingresos económicos en el hogar. Si bien, en algunos países, los gobiernos se han movido para brindar algunas ayudas y asistencia económica, sabemos que esto no será a largo plazo y que, tarde o temprano, las arcas familiares empezaran a vaciarse. Eso demandará de la mujer todas sus habilidades para manejar los recursos alimenticios del hogar. Sobre todo, teniendo en cuenta que, al estar todos limitados a estar continuamente en el hogar, las visitas a la nevera y a la cocina se hacen más frecuentes. Comer se convierte en una parte del entretenimiento cuando se está aburrido en la casa. Probablemente, los hijos hacían dos o tres comidas en la escuela (desayuno, almuerzo y merienda). La mujer tiene que saber manejarse con los pocos recursos que tiene para alimentar a su núcleo familiar.

3. Ha impuesto nuevas cargas en cuanto a costumbres de higiene, desinfección y distanciamiento social.

La lucha contra la pandemia requiere de guardar no solo el distanciamiento social, con todo lo que eso implica emocionalmente. Estamos encerrados en casa con nuestra familia inmediata pero impedidos de ir a visitar a otros familiares queridos y amigos y de nuestros tiempos de esparcimiento fuera del hogar. Además de eso, tenemos que guardar normas de higiene, el uso del cubrebocas o mascarilla, guantes, lavado frecuente de manos con agua y jabón, desinfección de productos cada vez que salimos a la calle y compramos alimentos, etc. Muy probablemente, sea a la mujer a la que le toque asegurase de que su familia practique las medidas de protección, higiene y distanciamiento social.

4. Ha trastocado la práctica de la vida espiritual de la familia

Todos los templos están cerrados así que no solo no podemos asistir rutinariamente a la casa de Dios como solíamos hacerlo, sino que tampoco podemos ejercer nuestros distintos ministerios como solíamos hacerlo. Ya no podemos salir a evangelizar a las calles ni visitar enfermos en los hospitales ni asistir a reuniones de damas o círculos de oración, ni dar escuelas bíblicas de niños en los barrios ni en la iglesia. Debemos reconocer que las mujeres son la mayor parte de la membresía de la iglesia y, en muchos casos, son el motor de esta, ayudando en infinidad de actividades.

Pero si hay algo que esta pandemia nos ha enseñado es que la Iglesia no son las cuatro paredes del templo, sino que somos cada una de las vidas que nos congregábamos allí. De modo que nos toca ahora convertir a nuestros hogares en ese lugar de adoración y edificación espiritual. Algo que no es tan sencillo cuando no se tiene la colaboración de todos los miembros del hogar, sobre todo del esposo, quien es quien debería llevar el sacerdocio espiritual del hogar. Cuando esto no ocurre le toca a la mujer levantarse cual Debora en Israel y asumir la dirección espiritual del hogar.

CONSEJOS PARA UNA MUJER CREATIVA EN TIEMPOS DE CRISIS

Podemos concluir que este periodo de cuarentena y sus consecuencias han provocado una situación bastante difícil para las mujeres, pero si en algo se destacan las mujeres es en ser creativas y proactivas en tiempos de crisis. En la Biblia tenemos a mujeres como Séfora (Éxodo 4:20-26), Abigail (1 Samuel 25:1-42) y Débora (Jueces 4 y 5) que son ejemplo de esto. Séfora, en un momento de crisis donde su esposo casi pierde la vida, tomó un pedernal en su mano, circuncidó a su hijo (algo que era responsabilidad de Moisés pero que él había descuidado) y de esa manera le salvó la vida a su marido y metió a su hijo en el pacto con Dios. Abigail, en otro momento de crisis, donde la necedad de su marido Nabal le ganó la ira del rey quien vena dispuesto a matarlo, pero ella salió a su encuentro y con sabiduría y sagacidad y logró calmar la ira del rey y salvarle así la vida a su esposo y a toda su familia. Débora, en otro momento de crisis del pueblo de Israel, dice la Escritura que viendo como los enemigos del pueblo de Israel se levantaban y acosaban al pueblo y como las ciudades de Israel estaban decaídas y desoladas, “se levantó como madre en Israel” y movió al pueblo y a Barac, líder del ejército de Israel a salir a la batalla y obtuvo una grande victoria.

La Biblia dice que “la mujer sabia edifica su casa, más la necia con sus manos la destruye.” (Prov. 14:1). Nos toca levantarnos y, con la gracia y sabiduría de Dios, desarrollar ideas y planes para sacar adelante a nuestras familias en medio de esta crisis. Debemos utilizar nuestras capacidades, habilidades y talentos para reinventarnos y ser mujeres virtuosas que atiendan bien su hogar, su marido y sus hijos, sin dejar de lado nuestra atención personal y nuestra relación con Dios.

Aquí enlisto una serie de consejos que les podrían ser útiles:

  1. En primer lugar, es bien importante que usted se mantenga bien informada y actualizada con respecto a la pandemia, la situación en su país y las medidas que el gobierno esté tomando al respecto, así como de cualquier ayuda que le esté brindando a sus ciudadanos para mitigar la situación. Pero asegúrese que busca su información em medios confiables. No todo lo que aparece en internet y en las redes sociales es verídico.
  2. En la parte económica, aprenda a manejarse con los recursos que tiene. Sea frugal, y enseñe a su familia también a serlo. Use la sabiduría de Dios, pídala si la necesita, para saber ofrecer una alimentación balanceada, pero económica que satisfaga a su familia.
  3. Debe preparar un presupuesto para el hogar y tratar de ceñirse al mismo lo mejor posible. Hay que identificar las fuentes de ingreso, cuánto esperamos tener de ingreso, ver cuáles son los gastos recurrentes que es inevitable pagar y decidir qué gastos no son imprescindibles y se pueden eliminar por el momento.
  4. Una sugerencia, si tiene algún terrenito disponible, practique hacer un huerto casero. Esta pandemia no va a desaparecer mañana ni el mes que viene. Debemos aceptar que estaremos largos meses bajos sus efectos. En Puerto Rico se habla de que estaremos bajo medidas de distanciamiento social por unos 18 a  24 meses aproximadamente. Así que sembrar algunos alimentos que nos ayuden a abaratar costos de alimentación no es mala idea.
  5. Comparta e intercambie recetas de cocina con otras hermanas en Cristo. Entre todas podemos ayudarnos a maximizar nuestros recursos y alimentar bien a nuestras familias. En algunos países, he visto hermanas, que nunca lo habían hecho, amasando el pan para sus familias. Se trata de ser proactivas y reinventarnos.
  6. En común acuerdo con su esposo, creen una nueva rutina para su hogar, planifiquen su día, de manera que haya orden y estructura. Esto es muy necesario para usted y sus hijos para la sana convivencia. Debe planificarse el tiempo para estudiar, alimentación, esparcimientos, y de comunión espiritual. Deben repartirse las tareas y responsabilidades del hogar de manera que toda la carga no recaiga sobre usted, y todos puedan estar ocupados.
  7. Planifique actividades para la familia como, por ejemplo, sesiones de ejercicios, de juegos de mesa, tiempo de lectura. Saca también tiempo para estar a solas con tu esposo, aunque sea salir solos al patio o al balcón pero que puedan compartir con calma y aliviar el estrés de la situación.
  8. Aprovecha para completar todos esos proyectos que tenías atrasados en la casa por falta de tiempo, y de paso les das algo a tu esposo y tus hijos en que ocupar el tiempo. Quizás hace tiempo que deseabas pintar la casa, o arreglar una puerta, o construir una mesa, en fin, mira a tu alrededor y piensa en todas las veces que dijiste: quisiera hacer tal o cual cosa, pero no tengo tiempo. Pues, ¿sabes qué?, ahora tienes el tiempo que tanto deseabas.
  9. Muy importante, es no descuidar tu vida espiritual en medio de esta situación. Asegúrate de separar tiempo para la vida devocional privada, tu tiempo privado con Dios. Para ser de bendición a otros debes primero estar en la presencia del Señor y ser ministrada por Él. De esa manera recibirás la unción para poder impactar la vida otros.
  10. Separa el tiempo para el altar familiar, donde toda la familia pueda reunirse para orar juntos, adorar al Señor con canticos espirituales y reflexionar en la Palabra de Dios. Si tu iglesia está pasando el culto por algún medio electrónico, sea Zoom o alguna de las redes sociales, viste y prepara a tu familia para estar presentes y recibir la Palabra de Dios. Yo, en mi hogar, he insistido que nos vistamos como si fuéramos a salir para el templo porque quiero que se sientan que están en la casa de Dios y participen del culto con la debida reverencia.
  11. Piensa cómo puedes ser de bendición para otros en la misma situación. Pídele a Dios la dirección y que Él te muestre a quien puedes ministrarle mediante una llamada telefónica o un pequeño video por WhatsApp. Seguramente Dios te mostrara a personas que están en tristeza, soledad o desanimo y a quienes puedes animar y alentar con la Palabra de Dios. Testifica de Cristo a tiempo y fuera de tiempo.
  12. Si eras maestra de niños en la iglesia, guarda el contacto con ellos, llámalos de vez en cuando, y quizás puedas también organizar una clase bíblica con ellos por Zoom u otra aplicación de videoconferencia.
  13. Utiliza tus talentos para ser de bendición a otros, como Dorcas. La Biblia nos cuenta de ella que sabía coser y hacía túnicas hermosas para compartir con sus hermanas, no se dice que ella fuera predicadora ni cantante ni maestra, pero bendecía a otros con su talento.

En fin, una mujer cristiana que pone su vida en las manos de Dios puede ser un canal de bendición y convertirse en esa mujer virtuosa de la que hablábamos al principio.

Que Dios te llene de gracia, sabiduría, amor y paciencia y te de la capacidad, la inventiva, la creatividad y las estrategias para sobrellevar este tiempo de crisis.
Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.” (Efesios 6:13)

"Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto. " Proverbios 3:9-10

Dios les bendiga. Damos toda la gloria a Dios por la oportunidad de exponer este tema. En este escrito, expondremos varios principios generales, entre otros:

  • La mayordomía de los recursos incluyendo el dinero.
  • La organización de las finanzas (presupuesto)
  • La fidelidad a Dios en tiempo de crisis.
  • La fidelidad de Dios que no está en crisis.

La mayordomía de los recursos incluyendo el dinero.

"Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel" 1 Corintios 4:2

A pesar de los tiempos de crisis o escasez, Dios nos está llamando a ser fieles administradores de lo que Dios ha puesto en nuestras manos.

Dios conoce los períodos de adversidad, económica o de pandemias. Él sabe todo lo que está pasando en nuestro mundo. También sabe lo que ha de venir.

Sobre todas las cosas, la Iglesia de Jesucristo pertenecemos al reino de los cielos. Dios se preocupa de cómo las circunstancias adversas afectan las vidas de Sus hijos. Esas circunstancias pueden ser a veces intensas y dolorosas, pero no hay necesidad de que nos abrumen o de que roben nuestra paz. Dios sabe lo que necesitamos y quiere que dependamos cada día de Él y de su provisión.

Jesús nos dice en Mateo 6:31-33:
"No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas."

Las crisis pueden brindar oportunidades para que el pueblo de Dios florezca espiritualmente y guíe a otros a Cristo, quien es nuestra única Roca y esperanza, no solo en el tiempo presente, sino por toda la eternidad.

  • Mire a Dios, en lugar de tu necesidad o de tu falta de recursos.

Nuestra respuesta a los tiempos difíciles estará determinada por nuestra perspectiva y en dónde esté nuestro enfoque. En medio de nuestra necesidad oramos a Dios para que Él la supla y seamos de testimonio a las personas que tenemos alrededor, de que tenemos al Dios que nos ayuda en la crisis, nos da respuesta a la presión y nos suple.

  • Pídele a Dios por tus necesidades y dale gracias por la provisión que ha de venir.
  • Sé fiel con tus diezmos y ofrendas

Pídele a Dios provisión, sabiduría, dirección y gracia para perseverar y para administrar lo que tenemos o tengamos y que aún en lo poco depender de Dios.

¿Has orado al respecto? ¿Estás pidiéndole a Dios que te proporcione tu “pan de cada día” y que te muestre qué pasos de acción Él quiere que tomes?

En Filipenses 4:6-7, Dios nos habla: "Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús."

Dios sigue siendo el Dios de la Provisión.

Cuando los discípulos no habían pescado nada, Jesús. le dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; más en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. (Lucas 5:4-6). Cuando la viuda solo tenía un puñado solamente un puñado de harina en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; (1 Reyes 17:12) Dios hizo provisión y en los años de escasez, nunca le faltó.

"Cuando la viuda no tenía con qué pagar las deudas, Dios le dio la manera para que tuviera suficiente aceite para venderlo y poder pagar y vivir con lo que le sobró." (2 Reyes 4)

Si le somos fiel a Dios con los diezmos y ofrendas y aún más en tiempos de crisis, le demostramos a Dios nuestra fidelidad a Él. Dios no fallará en abrir las ventanas de los cielos para derramar sus bendiciones hasta que sobreabunde.

Es creerle a Dios que Él lo va a hacer y confesar su Palabra, aunque no lo veamos: "Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. (Filipenses 4:19)

• Preséntale a Dios la iglesia y las vidas que no conocen a Cristo

Pídele a Dios que utilice este tiempo de confusión e incertidumbre para traer avivamiento y despertar espiritual a nuestras vidas, nuestras iglesias, a nuestro país y en todos los países. (Habacuc 3:2)

• Aprende el secreto del contentamiento.

El contentamiento viene de creer que Dios ha provisto todo lo que necesitamos para el momento presente y que Él proveerá todo lo que necesitaremos en el futuro (Salmos 73:25-26; Filipenses 4:11-13; 1 Timoteo 6:6-8

Saca el descontento de tus palabras o de tu interior ¿Estás murmurando, quejándote, inquietándote, expresando que lo que Dios te ha provisto no es suficiente para satisfacer tus necesidades?

• Pídele a Dios que haga cumplir Sus propósitos.

Dios nos está pasando por unos procesos para que aprendamos a creerle a Él en medio de la prueba y en medio de la escasez. A no depender del hombre sino solo de Él.
Dios usa la adversidad para mostrarnos lo que hay en nuestros corazones, para sacar cosas que a Dios no le agrada, y para que profundicemos en nuestra dependencia de Él. Los tiempos de escasez pueden llegar a ser tiempos de gran bendición, ya que la gente se despoja de sí misma y sus corazones se vuelven hacia el Señor (Deuteronomio 8:3).
¿Estás más centrado en la satisfacción de tus propias necesidades y en resolver tus problemas que en ver los propósitos de Dios cumplirse en tu vida, en los que te rodean, y en aquellos que no conocen a Cristo?

• Permite que Dios reordene tus prioridades

En los tiempos de dificultades económicas o de pérdidas tenemos que identificar cualquier tendencia a acumular “cosas” que no necesitamos, y nos hacen tomar medidas para desarrollar un estilo de vida más moderado (Lucas 12:15, 31, 34).

¿Necesitas redefinir cuáles son tus “necesidades”? ¿Necesitas hacer algunos ajustes en tus gastos, con el fin de ser capaz de vivir de acuerdo con tus posibilidades y/o dar más para satisfacer las necesidades de los demás?

Tenemos que pedirle a Dios estrategias para enfrentar las crisis económicas. Pedirle sabiduría a Dios para organizar las finanzas y tener un presupuesto con lo poco que haya. Al establecer un presupuesto, se debe establecer una prioridad en los gastos importantes y eliminar o posponer otros.

Bien importante es ajustar el presupuesto y no usar tarjetas de crédito para las necesidades básicas. Si no hay posibilidad de pago, no se use la tarjeta de crédito, solo en casos extremos de emergencia.

Todo proyecto que se emprenda sea analizando si contamos con los recursos. Jesús nos dio ejemplo en Lucas 14:28 Los pastores deben de hablarle a la iglesia que no importa la escasez o la crisis, nunca dejemos de serle fiel al Señor con nuestros diezmos. De esa fe depende el que veamos a Dios moviendo su mano en favor nuestro.

"Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre." Hebreos 13:5-6

En la iglesia, los pastores deben definir las prioridades de gastos. Y tener presente un presupuesto para ayudar al que esté pasando por una necesidad.

En la crisis, los pastores con su iglesia podrán idear actividades para generar fondos.

• Pon tu confianza en el Señor.

En Él se puede confiar. Él te ama, Él conoce lo que enfrentas, y Él tiene cuidado de ti. Dios está en Su trono y está haciendo cumplir Sus propósitos en tu vida y en el mundo. Confía en Él para que satisfaga tus necesidades, Él proveerá.

  • Recuerda lo que Dios ha hecho en el pasado (Deuteronomio 8:2).
  • Confía en Su carácter (Salmo 36:5, 7).
  • Recuerda Sus promesas (Josué 23:14).
  • Niégate a ceder ante el miedo o la ansiedad (Salmo 46:1-3; Isaías 54:10).
  • Evita tomar el asunto en tus propias manos. No dejes que el miedo te conduzca a los lugares que Dios no quiere que vayas (Génesis 12:10; Rut 1:1).

Practica dar como Cristo.

La tendencia natural en tiempos de incertidumbre financiera es retener lo que tenemos y dar menos. Pero ¡qué gran oportunidad de demostrar la grandeza y el poder de Dios con nuestras ofrendas! Pregúntale a Dios cómo puedes ejercitar la fe y reflejar Su corazón generoso en tu dar en este tiempo (2 Corintios 8:1-4; 9:8).

¿Tu manera de dar refleja el corazón generoso y dador de Cristo? ¿Cómo quiere Dios que tú crezcas en gracia al dar durante este tiempo?

Regocíjate en el Señor.

Sin importar lo que esté pasando en el mundo o en tu situación financiera personal, ¡no dejes que el enemigo te robe la alegría! ¡Si lo tenemos a Él, somos ricos, tenemos todo lo que necesitamos, y tenemos razones para alegrarnos! (Habacuc 3:17-18).

Página 1 de 9

AMIP Radio Bogotá

Predicaciones

RSS

Contáctenos

1427 Ave Américo Miranda
Caparra Terrace San Juan , Puerto Rico
P.O. Box 193610
Phone: 1.787.793.6510
Mail: contacto@amipinstitucional.org

Su aporte

Red

Module class "red"

Red-box

Module class "red-box"

Dark

Module class "dark"

Outlined

Module class "outlined"

Green

Module class "green"

Green-box

Module class "green-box"

Gray

Module class "gray"

Border_style

Module class "border_style"

Blue

Module class "blue"

Blue-box

Module class "blue-box"

Highlight1

Module class "highlight1"

Orange

Module class "orange"

Orange-box

Module class "orange-box"

highlight2

Module class "highlight2"

Search