Cristo es la respuesta

"El estableció testimonio en Jacob, y puso ley en Israel; la cual mandó a nuestros padres que la notificasen a sus hijos" (Sal. 78:5).

El primer deber del hombre no es precisamente adquirir alimentos, vestido y demás cosas, ni tampoco predicar o hacer obra misionera, sino buscar primeramente el Reino de Dios y su justicia, a fin de rendirle la adoración que Él merece; después lo demás viene «por añadidura».

Ésta experiencia de luto, dolor y cuarentena universal nos ha obligado a replantearnos varios aspectos que formaban parte de nuestra “cultura cristiana” especialmente la que tiene que ver con los templos o lugares de culto. Crecimos equivocadamente denominando “iglesia” a los edificios y construcciones y de repente con el tiempo muchos olvidaron que “nosotros somos la iglesia

Éste desenfoque condujo a muchos líderes a darle más valor a los edificios que a las personas y a cuidar más los aspectos materiales de la Iglesia que a las personas. He sido testigo y conozco historias de algunos mal llamados “pastores” que expulsaron un día sus rebaños para apoderarse de las propiedades y lugares del culto, sin tener ningún remordimiento. Hoy para bien de muchos de nosotros en el final de los tiempos, Dios permitió no la destrucción de nuestros templos o lugares de culto, sino la destrucción de muchos de nuestros añejos conceptos de cultura cristiana y está emergiendo la verdad indiscutible de que “la iglesia somos nosotros” y que para adorar a Dios no se requiere estar en Jerusalén o en Samaria, o en algún lugar determinado, sino que los verdaderos adoradores, adoraremos a Dios en Espíritu y en verdad.

Nuestros Deberes Como Padres

Pero en ésta nueva dinámica universal Dios también nos ha recordado los deberes que tenemos como padres respecto a la adoración al Señor en la familia, que muchos padres descuidaron irresponsablemente delante de Dios. Se ignoraron negligentemente mandamientos muy claros que nos ordena Dios, como son:

Instruye al al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” (Pr. 22:6).

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.” (Dt 6:6-9)

Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre,
Y no dejes la enseñanza de tu madre;
Átalos siempre en tu corazón,
Enlázalos a tu cuello.
Te guiarán cuando andes; cuando duermas te guardarán;
Hablarán contigo cuando despiertes.
Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz,
Y camino de vida las reprensiones que te instruyen.”

(Prov 6:20-23

Jesús y La Adoración

Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos. Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” (Jn 2:20-24)

Adorar es postrarse ante Dios y es una expresión de amor y respeto ante Él. Es dar obediencia completa al Señor. Es orar, reverenciar, y es la aceptación de Dios como “objeto de adoración”. Es el acto de estar ante Su Majestad, El Rey del universo. Un adorador es un piadoso y devoto, y es la adoración a Dios que nos conduce a la piedad y devoción y es la falta de adoración o nuestra negación de adorar a Dios, que hace al hombre impío, y lo conduce a la impiedad, hasta hacerlo vivir impíamente.

La adoración sigue siendo una especie de misterio. Puede ser planificada pero no programada; puede tener lugar entre cientos que se congregan o donde hay solamente dos o tres congregados. Es por causa de Dios y por su maravillosa obra que tenemos el deseo de adorarle. Por esta razón nosotros los Pastores no debemos sentirnos mal o inseguros porque “la iglesia en la casa” está funcionando mientras nuestros templos están cerrados.

La Atmósfera Espiritual.

Israel estuvo cuatrocientos treinta años en una atmósfera de cautiverio y opresión, humillación e injusticia, allí su vida era dolor, esclavitud y muerte, no tenían ninguna esperanza. Ellos desconocían otro tipo de vida, hasta que Dios se le reveló a Moisés. (Éxodo 3:18) La única forma que aquello iba a cambiar era que ellos fueran libertados de esa condición y salieran de esa atmósfera de terror y muerte y decidieran servir a Dios.

Alabar es celebrar, glorificar, cantar y la expresión más usada es «Aleluya» una expresión hebrea de «alabanza» a Dios que se ha incorporado a casi todos los idiomas del mundo. Alabanza es agradecer: es la expresión de gratitud y reconocimiento por todo lo recibido. Es ofrecer sacrificio u ofrenda a Dios.

La oración, la alabanza y la adoración pertenecen a la atmósfera espiritual, donde Dios habita. Vamos a decir que nosotros necesitamos la atmósfera terrestre, para poder vivir en esta tierra. Esa atmósfera terrestre, se compone esencialmente, de oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono. El oxigeno lo necesitamos para respirar, el nitrógeno es una capa protectora que impide que caigan a la tierra, meteoritos, estrellas y también desechos planetarios. El dióxido de carbono lo necesitan las plantas para vivir. Sin el reino vegetal no existe el reino animal, y ninguno de estos reinos existirían sin el reino acuífero o acuático. La atmósfera de los peces, es acuática, ahora la atmósfera del alma es espiritual: oración, alabanza y adoración.

El ser humano fue creado para vivir y respirar en una atmósfera espiritual de oración, adoración y alabanza a su Creador. La vía a través de la cual se recibe el poder divino debe ser preservada con el fluir de gozosas alabanzas que se elevan hacia su hacedor. La ruptura del vínculo bendición-obediencia provocada por el pecado silenció la alabanza del ser humano hacia Dios e introdujo el egoísmo, los sentimientos de autocompasión y queja (véase Gn 3.9-12). Pero ahora ha llegado la salvación y la vida en Cristo, y ahora al haber recibido a Jesucristo como Salvador, la vida cotidiana nos llama a orar y oír la palabra de Dios para comunión y sabiduría. Pero nuestro diario camino a Dios en esa comunión debe estar recubierto de alabanza: «Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanzas» (Sal 100.4). Tal senda plena de alabanza alimentará nuestra devoción, fiel a la obediencia y al gozo constante en el servicio al Señor, que no se limita a la liturgia dentro de los lugares de culto, sino que se experimenta en la vivencia diaria y en un andar en santidad, devoción y adoración al Señor.

Pastor J Omar Tejeiro R.
Para Herramientas de Enfoque Bíblico.

Publicado en Mensajes

República Dominicana, miércoles 26. - En pasados días, la iglesia Tabernaculo Evangelistico, de República Dominicana, delantó al evento evangelístico llamado “Marchemos por Villa Juana”, en donde se realizaron tres días de campaña evangelistica, además de efectuar un recorrido por varias calles del sector, proclamando a Jesús como Rey y salvador de la Nación.

Publicado en Eventos

Tenemos una profunda necesidad de Dios y de su Espíritu; es algo urgente e impostergable. Todos lo sabemos y lo sentimos. Sabemos que estamos vacíos de Dios por que nos sentimos huecos. Tenemos mayor conocimiento de la Biblia hoy dia, pero menor relación personal con Dios. Pareciera que las bendiciones nos han alejado del Dios que nos bendice y nosotros estamos conformes. No nos damos cuenta, pero el materialismo ( el apego a las cosas materiales y el amor a una vida cómoda y de abundancia) nos han robado la intimidad con Dios.

Publicado en Mensajes

"Y no pudo hacer allí ningún milagro; sólo sanó a unos pocos enfermos sobre los cuales puso sus manos. Y estaba maravillado de la incredulidad de ellos.” Marcos 6:5-6

Dios manifiesta su poder sobre aquellos que humildemente apelan a su amor y misericordia y depositan su fe y esperanza en Él. Leemos que “en Nazaret no creyeron” y desde allí se valida el dicho que ”No hay profeta sin honra sino en su propia tierra.”

Publicado en Mensajes

"Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad?" Juan 18:37-38

Todo lo que percibimos en nuestra vida de paso por el mundo, es solo una apariencia: la belleza, la fuerza, la sexualidad, la sabiduría, las riquezas, la religión, el poder, la política, el placer, etc. Aparentemente todas éstas manifestaciones, dones, habilidades y talentos humanos son de gran relevancia y estima para todas las personas sin excepción, sin embargo no llenan en verdad nuestros corazones, y aunque nos gastamos toda nuestra existencia para poseer tales cosas, un día tarde o temprano, descubrimos que lo único que hicimos fue vivir para el mundo y padecer aflicciones. En Juan 16:33 leemos: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”

Publicado en Mensajes

"Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra." Mateo 28:16-20

Hay cosas que usted las arregla con una llamada, una mirada, un acto simple. Hay cargas que usted puede llevar en un dedo, en una mano, en dos manos, pero otras necesitarán ayuda de tu familia y amigos y muchas manos y fuerza.

Pero hay cosas tan pesadas que sólo se mueven con grúa y otras tan grandes que sólo la mano De Dios puede moverlas. Una enfermedad incurable, un vicio recurrente, un pecado esclavizante, una gran deuda, un problema que te supera.

Requieres de un milagro... del poder, la potestad y la fuerza de Dios. La capacidad de Dios va más allá de nuestras capacidades humanas y son parte de su manifestación de gloria, amor y misericordia.

Publicado en Mensajes

Somos la Asociación Misionera de Iglesias Pentecostales (AMIP) establecida en diferentes países, alrededor del mundo y en los 5 continentes: América, El Caribe, Europa, África, Asia y Oceanía. Hemos unido y asociado esfuerzos identificados en la visión del Señor Jesús de “Ir y hacer discípulos en todas las naciones” antes que venga el fin sobre la tierra.

La Asociación Misionera de Iglesias Pentecostales es una obra evangélica, cristiana, misionera, pentecostal, trinitaria, no ecuménica, de fundamento bíblico, que proclama que el hombre es salvo por fe, por gracia y por Jesús.

AMIP nació para ser una obra de Dios. Para cumplir nuestra misión, se requiere flexibilidad e innovación. Sobre todo, deseamos ser una comunidad de creyentes llenos del poder del Espíritu de Dios.

Publicado en Anuncios

AMIP Radio Bogotá

Predicaciones

RSS

Contáctenos

1427 Ave Américo Miranda
Caparra Terrace San Juan , Puerto Rico
P.O. Box 193610
Phone: 1.787.793.6510
Mail: contacto@amipinstitucional.org

Su aporte

Search