Cristo es la respuesta

De: Junta de Oficiales AMIP
Para: Juntas Directivas, Supervisores, Presbíteros, Cuerpo Pastoral AMIP y Filiales

Instructivo y Recomendaciones a Iglesias Amip Global

Medidas, Convivencia y Comportamiento en La Normalidad

DE LAS MEDIDAS NECESARIAS A APLICAR:

  1. DE LOS ALQUILERES DE TEMPLOS Y LUGARES DE CULTO: Es importante considerar el manejo adecuado de los alquileres de templos y lugares de culto con los propietarios. Por razones de una buena administración y ahorro de recursos, se debe considerar sobre la permanencia o la finalización del contrato de alquiler debido a que no tenemos una fecha específica señalada para regresar a la normalidad. Puede considerarse entregar el local, terminar el contrato y con la condición de que, si se levantan las medidas, puedan volver a renovar el contrato, según acuerdo de las dos partes. Aunque respetamos la decisión de cada Iglesia y su pastor, recomendamos suspender los contratos de alquiler de los templos y lugares de culto y sugerimos que entre tanto que regresamos a la normalidad social, trabajemos con la visión de “La Iglesia en La Casa” que AMIP sugiere y recomienda aplicar a nivel global, para el desarrollo y la preservación de la Fe, la evangelización, la adoración y el culto al Señor.

  2. DE LA FECHA DE APERTURA DE NUESTROS TEMPLOS Y DEL REGRESO A LA NORMALIDAD SOCIAL: Consideramos que, para la reapertura de las congregaciones, los pastores deberán tener en cuenta la fecha y especificaciones emanadas de las autoridades científicas y políticas de cada gobierno y país. AMIP recomienda a nuestros Pastores asociados a nivel global, no apertura o abrir los templos por cuenta propia, sin la autorización de las autoridades competentes. Lo cual puede acarrear situaciones innecesarias e indeseadas de las autoridades con la Organización, pero sobre todo con la Iglesia. 

  3. DE LAS MEDIDAS Y PREVENCIONES PARA LA REAPERTURA Y REINICIO DE CULTOS EN AMIP: DE LAS CONSIDERACIONES ÉTICAS: Consideramos como medida ética, saludable y preventiva que, para reabrir las congregaciones, todos los pastores junto a su familia se hayan hecho las debidas pruebas de Covid-19, y que tengan claro si son o no asintomáticos. No es sabio ni prudente abrir nuestras congregaciones sin tener certeza de nuestra realidad física y de nuestra condición de salud. Nos sentiremos mejor si sabemos que como Pastores y líderes somos de bendición y no instrumentos de dolor y aflicción.

  4. DE “LA IGLESIA EN LA CASA” C0MO ESTRATEGIA DE EVANGELISMO Y CULTO EN DÍAS DE EMERGENCIA GLOBAL: Ante la aplicación de normas universales por motivos de salubridad a nivel global, y por razones de la cuarentena que ha traído severas medidas restrictivas , recomendamos a nuestros Pastores en AMIP aplicar como estrategia de evangelismo y para la permanencia del culto y la práctica de la Fe, el modelo neotestamentario, bíblico, y apostólico de “La Iglesia en La Casa” Para ello AMIP ha desarrollado un manual dirigido a nuestros pastores que contiene todo lo necesario para la aplicación e inicio del trabajo en nuestros hogares.

GUÍA PARA LA IGLESIA DESPUÉS DE LA CUARENTENA

DEL PROCESO DE REAPERTURA Y COLABORACIÓN ENTRE TODOS LOS SEGMENTOS DE LA SOCIEDAD QUE INCLUYE A LA IGLESIA Y NO LA EXCLUYE:

Es relevante recalcar que el proceso de reapertura incorporará una colaboración entre todos los segmentos de la sociedad y establece una nueva norma social y de trabajo con una duración estimada entre 18-24 meses. Mientras no existan tratamientos efectivos o una vacuna para la prevención del COVID-19, la nueva norma social y de trabajo incluirá distanciamiento físico, lo cual tendrá un impacto en nuestro diario vivir y manera de llevar a cabo las actividades sociales, educativas y económicas.

RUTA A SEGUIR PARA LA APERTURA ESCALONADA ANTE LA PANDEMIA DEL COVID-19


El objetivo principal de esta guía es ofrecer una serie de consejos y pautas que puedan ayudar a cada iglesia a tomar las decisiones y medidas preventivas que ayuden a minimizar al máximo los riegos de infección y contagio del COVID-19.

Deseamos que cada pastor y cada asistente a la iglesia estén plenamente informados, comprometidos y empoderados para ajustarse a esta nueva norma que es la vida con el COVID-19.

  1. Lo primero que debemos aceptar es que volver a la normalidad no significa volver a como estábamos antes de marzo del 2020. Nuestra nueva normalidad NO será normal. Deberemos continuar respetando las normas de higiene y distanciamiento social por largo tiempo. Este no es un plan para volver al pasado, sino para avanzar hacia el futuro. Un futuro en el que llamaremos normalidad a otra cosa, que no es normal.[Realice un estudio social de su congregación: cuántos niños, jóvenes, adultos, adultos mayores, cuántas personas en situación de riesgo, etc.][Forme un equipo o comité de reapertura que se encargue de diseñar y poner en práctica un plan de reapertura con los protocolos que se preparen para la apertura del templo.]
  2. Mantenga una buena reserva de (toallitas humedecidas) wipes, jabón, desinfectante, (gel de alcohol) hand sanitizer, papel toalla, pañuelos desechables y papel higiénico. Si usted no puede abastecerse de estas cosas, no está listo para abrir su iglesia.
  3. Debe realizar una limpieza profunda del templo, sillas o bancas, baños y áreas comunes con productos desinfectantes. Remueva todos los objetos innecesarios para limitar las superficies contaminantes. Esta limpieza debe realizarse antes y después de cada culto.
  4. Ubicar las sillas o bancas con mayor distancia entre sí, debe haber mínimo 6 pies de distancia entre cada persona.
  5. Tenga ujieres con su debida protección a cargo de abrir y cerrar puertas.
  6. Desarrolle un protocolo de entrada: toma de temperatura, hand sanitizer, mascarilla y guantes disponibles, instrucciones sobre distanciamiento social y localización de la familia.
  7. Deberá proveer hand sanitizer o agua y jabón para que todos los asistentes se laven sus manos antes de entrar al culto.
  8. Se permitirán presentes la cantidad de personas que puedan cumplir esta distancia, ni una más.
  9. Todos los presentes deberán usar mascarillas y guantes durante todo el culto.
  10. Una sugerencia es dividir la congregación en dos grupos y que cada grupo tenga unos días de culto asignados. Nadie deberá asistir al culto del otro grupo. Significa dar más cultos y, obviamente es más trabajo para el pastor, pero es la única solución por el momento.
  11. A la vez esto es una buena oportunidad para desarrollar líderes. Piense en la posibilidad de tener grupos familiares donde todos estudien el mismo tema con una guía que usted les entregue, pero puedan reunirse en grupos pequeños de no más de 10.
  12. Los cultos deberán ser más cortos para no tener a la gente tantas horas expuestas al contagio.
  13. Tenga cuidado con los micrófonos, use tantos micrófonos como personas vayan a participar en el culto. No compartan micrófonos y desinfecten cada uno al terminar el culto al igual que los púlpitos o podios.
  14. Es buena idea limitar las personas que participan en la dirección del culto. Por ejemplo: en lugar de tener a uno que dirija, otro que cante los coros, otro que traiga la lectura bíblica, etc., sería mejor que una sola persona o dos, a lo sumo, tuvieran todas las partes.
  15. No se recomienda dar clases de niños ni abrir el nursery o salón de cuna en esta primera etapa.
  16. Piense como se recolectará la ofrenda, de modo que no haya demasiado contacto entre los hermanos al participar. Por ejemplo, en lugar de pasar el ofrendero por las bancas, se puede pedir a las personas que, ordenadamente, o por grupos, pasen a dejar su ofrenda al altar. Ofrezca también, si es posible, alternativas digitales.
  17. Las personas que cuenten la ofrenda deberán hacerlo con guantes y mascarillas.
  18. Se recomienda mantener los baños cerrados, o si es imposible habilitar uno solo. Los baños deberán ser desinfectados cada vez que alguien lo utilice. Por eso se deben dar los cultos más cortos y educar a los hermanos a ir al baño solo cuando sea estrictamente necesario y a lavar sus manos concienzudamente antes de salir del mismo.
  19. Se prohibirán los saludos con besos, abrazos o apretones de mano hasta nuevo aviso.
  20. La salida del culto deberá ser progresiva, en forma ordenada y sin aglomeraciones. Todas las puertas de entrada y salida deben estar disponibles.
  21. Recomendamos suspender, por el momento, las ventas de comidas. Es lo más prudente que los hermanos asistan al culto y regresen de inmediato a sus hogares. Continúe animando a las personas a abandonar el templo en lugar de mezclarse.
  22. Cualquier hermano que este enfermo, afiebrado o acatarrado no deberá venir al culto.
  23. Nadie debe sentirse obligado a asistir, en especial las personas con salud comprometida, deficiencia inmunológica y los mayores de 60 años. No hay vacunas y no hay cura para la Covid-19, por lo que la única manera de protegerlos es que no se infecten.
  24. Hay que instruir a la gente a usar el sentido común, si usted entiende que no es seguro para usted y su familia asistir al templo todavía, siéntase libre de quedarse en su hogar y participar del culto por internet.
  25. Se deben continuar las trasmisiones del culto a través de plataformas digitales o las redes sociales para ministrar a aquellos que no puedan asistir al templo.
  26. Eventos a gran escala como confraternidades y convenciones no se podrán retomar, por el momento.
  27. Si algún miembro le avisa que ha salido positivo al Covid-19 después de haber estado en el templo, debe cerrar el templo de inmediato. Esperar 24 horas y proceder a una desinfección profunda del templo. Se deberá informar a todas las personas que tuvieron contacto con la persona infectada y pedirles que permanezcan en cuarentena en sus hogares y/o procedan a hacerse la prueba de COVID-19 y esperar los resultados. Seguir las instrucciones del gobierno con respecto a cuándo podrá reabrir el templo nuevamente.
  28. Considere, si aún no lo tiene, adquirir un seguro de responsabilida.
Publicado en Anuncios

El Propósito de Esta Asociación es:

2. Fomentar la vida de piedad y santidad en los creyentes miembros.

Publicado en Mensajes

Cristo es la Respuesta, es el Departamento de Evangelismo Global de la Asociación Misionera de Iglesias Pentecostales (AMIP) y somos una herramienta e instrumento de la Iglesia par el evangelismo y las misiones, con una estrategia de acción bíblica, cristiana, evangelistica y misionera.

Cristo es la Respuesta, será nuestro mensaje, pero también será nuestra herramienta de trabajo y anzuelo o red que usaremos como iglesia para pescar almas para la gloria de Dios. Será nuestra identidad evangelistica principal y nos identificaremos con ese mensaje sencillo pero poderoso para comunicarnos con las personas necesitadas de Dios. Para ello cada miembro comprometido con la visión y la causa de Cristo se identificará. El plan es sencillo y tiene que ver con la decisión de compartir el evangelio a todos y atraerlos a Cristo.

Nuestro Plan de Acción es hacer obra de evangelismo y misiones, involucrado el ministerio, docente, evangelístico y misionero, uniéndolos y orientándolos juntos al ministerio pastoral y demás para cumplir eficazmente la Gran Comisión de Cristo, entregada a su iglesia y venciendo así con el bien y el mal. Para ello estableceremos a partir de nuestra declaración Cristo es la Respuesta nuestro plan es de acción. Formaremos dentro de este propósito El Departamento de Evangelismo a nivel local, estatal, nacional y global creando así brigadas SOS para dar a socorro y atención en momentos especiales en nuestras áreas de presencia e influencia. Inspirados en la verdad de que somos el ejército de Dios, nos involucraremos para luchar por la libertad de muchos que son esclavos y cautivos de satanás. Constituiremos en cada Iglesia, a nivel local, estatal, nacional y global, equipos de rescate.

Usaremos la declaración “Cristo es la Respuesta”, para evangelizar y compartir el mensaje del evangelio, de forma organizada , creíble e impactante. Seremos portadores del mensaje más glorioso que alguien tiene e. Esta tierra y para la salvación del mundo: El Evangelio es Poder de Dios. Romanos 1:16

Como Departamento de Evangelismo nuestro lema será: Cristo es la Respuesta. El equipo de evangelismo estará integrado por pastores, evangelistas, líderes, consejeros, intercesores, músicos, adoradores y talentosos voluntarios. Se motivará a los profesionales cristianos, tales como médicos, dentistas, oftalmólogos, así como al personal técnico, enfermeros, maestros, peluqueros, albañiles, etc. a ofrecer sus conocimientos y servicio en pro de la evangelización y testimonio cristianos, de tal forma que impacten con sus vidas con comunidades. La visión de Cristo es la Respuesta es la evangelización y la salvación de los perdidos.

La Misión de Cristo es la Respuesta es dar a conocer masivamente El Evangelio de Cristo por todos los medios: escrito, verbal y visual; a toda Persona dentro y fuera del país por medio de la predicación, el arte, el evangelismo, el servicio solidario, la acción misionera y pastoral.

La Labor Evangelística y Misionera de Cristo es la Respuesta. Consiste en Campañas de impacto solitario con las personas de la calle. Campañas de Sanidad en los Hospitales. Campañas de Impacto Evangelístico en los Mercados. Campañas SOS de socorro en lugares de estrategia. Campañas de semaforización. Campaña de Impacto juvenil en colegios y universidades. Campañas de servicio a la comunidad. Campañas de evangelismo a la niñez. Campañas de compasión a la tercera edad. Campañas de evangelismo en las redes sociales, entre otros.

Publicado en Noticias

AMIP Radio Bogotá

Predicaciones

RSS

Contáctenos

1427 Ave Américo Miranda
Caparra Terrace San Juan , Puerto Rico
P.O. Box 193610
Phone: 1.787.793.6510
Mail: contacto@amipinstitucional.org

Su aporte

Search